En la presente publicación se recogen los estudios realizados por algunas de las personas que han formado parte de las convocatorias de ayudas resultantes de estos convenios, los cuales no solamente han favorecido el incremento de su formación, motivación y concienciación, sino que también han servido para difundir y reconocer la labor, los conocimientos y las capacidades de la población boliviana para construir un mundo más sostenible.


Por otro lado, se pretende visibilizar la importancia de que las instituciones educativas sigan promoviendo valores y posibilitando el desarrollo de investigaciones útiles para toda la sociedad. Como dijo Guillermo Palacios Rodríguez, quien el pasado año recibió el Premio de Cooperación y Educación para el Desarrollo «Jose Ignacio Benavides», « […] la universidad tiene un papel de especial transcendencia, porque como entidad educativa tiene la obligación, pero también la necesidad, de inculcar a sus alumnos/as los valores necesarios para construir una sociedad más justa, y a ser los/as responsables de este cambio [… ] ».


Esperamos que las observaciones, análisis y recogida de información que se exponen, logren generar entusiasmo entre el alumnado y el personal docente, incrementando su curiosidad y ganas por continuar formándose, e incite a otras instituciones a replicar este tipo de iniciativas, reconociendo su propio mérito como agentes de cambio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.