La alimentación es esencial para el buen funcionamiento del organismo, el desarrollo y el crecimiento adecuado. Cada célula del cuerpo humano necesita alimentarse para cumplir con sus funciones lo que implica un gran trabajo y requiere mucha energía. Como seres humanos, nuestro organismo obtiene la energía necesaria de los nutrientes que están contenidos en los alimentos que consumimos cada día. Los alimentos están constituidos por diferentes tipos de nutrientes: los carbohidratos (glúcidos), las proteínas y las grasas, que se conocen como “macronutrientes” y, las vitaminas y los minerales que se denominan “micronutrientes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.